Superando pie equino varo para caminar: La historia de Bryan

Bryan disfruta la compañía de su hermano y mamá

 

Cuando Bryan tenía un año, su madre se dio cuenta que su pie izquierdo estaba inclinado hacia afuera. Ella se preocupó y lo llevó en ASOPADIS, una organización local que ayuda a personas con discapacidad. El médico dijo que Bryan tenía pie equino varo y recomendó recibir tratamiento en Adisa, que tiene un programa especializado para el tratamiento de la deficiencia congénita. 

Bryan con su madre, Reina, y su hermano mayor

Durante un mes, Bryan vino a Adisa todas las semanas para ponerle yeso a los dos pies, parte del método Ponseti que busca que los niños caminen sin cirugía invasiva. Resultó ser un gran éxito, con los pies corregidos mucho más rápido que lo esperado.

Adisa le dio un par de zapatos en una barra que tuvo que usar durante todo el día durante tres meses. Al principio, Bryan hacía una rabieta y lloraba cada vez que su madre trataba de poner la barra porque era incómoda. Pero un día le dijo a Bryan que tenía que usar la barra si alguna vez quería jugar fútbol e ir a la escuela. Decidido a hacer ambas cosas, Bryan, ahora de tres años, ayuda a su madre a ponérselo. Él necesita usarlo en la noche durante cinco años.

La madre de Bryan poniendo los zapatos terapéuticos 

Bryan comenzó a recibir tratamiento de seguimiento en Adisa, pero su familia, que vive unos 30 minutos de distancia de Adisa, ya no puede pagar el seguimiento después de obtener préstamos para pagar el tratamiento inicio. Aún así, su madre observó a la terapeuta en Adisa masajeando y estirando los pies de Bryan, y ahora ella misma hace el tratamiento desde su casa.

 Los resultados se muestran: en noviembre, Bryan sorprendió a su madre al levantarse de la cama y caminar hacia ella por primera vez. Ahora disfruta jugando al fútbol, su deporte favorito, en lugar de solo mirarlo y le encanta hacer travesuras con su hermano de 8 años también. Su madre bromea diciendo que incluso podría ser futbolista profesional algún día.

Bryan le ayuda a su mama en poner los zapatos y entiende su importancia 

"Sin el apoyo de Adisa, la vida habría sido muy triste porque Bryan no estaría caminando", dijo Reina, la mamá de Bryan. "Pero ahora está muy feliz porque puede caminar y hacer cosas por sí mismo; si quiere algo, simplemente se levanta de la silla y lo consigue. Estoy tan feliz de verlo ganar su independencia." 

LLÁMANOS/CALL US

(+502) 7721 7919

​ENVÍANOS UN CORREO/EMAIL US 

desarrolloadisa@gmail.com

​Política de privacidad/Privacy Policy

Evaluación del Módulo 6

Únicamente para los participantes del Diplomado de Discapacidad y Desarrollo.

© 2018 ADISA. CON EL APOYO DE:

Arquidócesis de Osaka,  CBM, Hope and Healing InternationalLiliane Fonds, MiraclefeetStrachan Foundation